Media maratón de Huesca 19/11/2017

Volvemos a las capitales de provincia. Tras el intento fallido de Palencia, tenía pendiente esta media maratón de Huesca, que años anteriores no podía hacerla ya que era asiduo a la Maratón de Valencia que se celebraba en la misma fecha. Este año, comprometí esta fecha para poder seguir cumpliendo el reto de las medias maratones capitales de provincia.

En esta ocasión no me acompañaba Oni, ya que tenía concierto en Getaria, así que propuse a algún Beer Runner de Logroño si me quería acompañar, pero al final, ninguno podía. Así que me planté el Sábado por la tarde en Huesca con mi nueva california “la blanquita”,  para hacer su estreno oficial nocturno.

Había mirado un camping que estaba muy bien localizado, muy cerca de la salida/meta, y me acerque allí. La primera en la frente. Llego y está cerrado. Y en la página web, no ponía nada, es la segunda vez que me pasa con los camping. Se ve que cuando no hay negocio, cierran, y no se molestan de poner una nota en su web. Que rabia.

20171119_114645

El caso, que me puse a buscar algún sitio tranquilo para dormir por ahí cerca, es lo bueno que tienen las camper, que puedes dormir en cualquier sitio, mientras no levantes la campa. Y vi una zona reservada para autocaravanas muy cerca. Claro, estaban ocupadas por coches que habían ido a ver el partido de futbol Huesca-Tenerife. Que guay, como respeta la peña. Bueno el caso , que un poco más atrás consigo aparcar. Me dispongo a preparar mi habitáculo, para que a lo noche no me diera pereza.

IMG-20171117-WA0005

A las 9:30 quedé con Chipi, el otro corredor, que está haciendo conjuntamente conmigo las medias maratones de España,  y nos fuimos a cenar. Una cena “ligerita”.. puff. Y al día siguiente a correr.

Mi primera noche en “la blanquita”  muy bien, estrené la calefacción estacionaria, y no pasé nada de frio. Me llevé el baño portátil, y lo único que me faltaba era la ducha. Si hubiera estado abierto el camping…auch.

A la mañana siguiente, me levanté y quedé con Chipi para recoger el dorsal. Había buen ambiente, y la mañana estaba agradable, un poco de sol, fresco  y sin aire. Perfecto para correr. Desayunamos, calentamos y preparados para salir.

IMG-20171119-WA0006

La carrera daba inicio a las 10:00, con un recorrido de dos vueltas, donde se podía competir en la distancia de ¼ de maratón o ½ maratón.  El perfil de la carrera, a pesar de no ser llano, era bastante asequible, con unos 100 metros de desnivel positivo aproximadamente.

Ida

Vuelta

En la previa me había propuesto hacer un tiempo que no me hiciera sufrir. Según mis cálculos esto me llevaba a hacer 1’35 o 1’40 depende de las sensaciones.

Salí con Chipi en las últimas posiciones, y muy pronto le abandoné para empezar a correr a mi ritmo. Primeros km adelantando a mucha gente, a ritmo muy rápido. En torno a 4’/km. En seguida me di cuenta que iba muy rápido para las previsiones que tenía. Así que decidí bajar el pistón y empezar a rodar a 4’15’’/km.

Pasábamos por el centro de Huesca, por calles peatonales, muy chulas, algunas un poco mojadas, y quizás peligrosas ante un posible resbalón, pero no tanto como si hubiera llovido. Calles comerciales, la plaza de Toros, y por fin en el km 5, un avituallamiento con agua y animación. Era tras una dura cuesta, que a la bajada te daba un buen alivio.

Conseguí pasar la primera vuelta en un tiempo que pronosticaba la marca de 1h30, aunque yo sabía que en la segunda vuelta me penalizaría el cansancio. Hace un mes, me hubiera gustado prepararme esta prueba para bajar de 1h30, pero por trabajo y un poco desmotivación, al final no entrené nada y ahora me presentaba en Huesca, ante un quiero y no puedo.

El caso, la segunda vuelta, y los corredores también se veían cansados. Lo cierto, es que no subí mucho el ritmo, quizás algunos segundos, que yo sabía que irían sumando, por encima de la 1h30. Pero mantuve bastante bien la compostura.

Ya por el km17, bajé un poco los brazos, y hasta que no me encontraba cerca del estadio Alcoraz, no volví a mis ritmos de 4’15/km.  Iba persiguiendo a un corredor, delgadito que en la recta de meta me motiva para pasar unos metros antes que él.

Miré el reloj, y un tiempo de 1h30’26’’, algunos metros menos salían, pero creo que el reloj, se mareó por el centro urbano. Así que muy contento, porque sin prácticamente haber entrenado, me acerqué mucho al objetivo que me marqué hace un mes.

20171119_122912.jpg

Terminada la media maratón, esperé a Chipi, que siempre termina las carreras en las últimas posiciones, ya que es su ritmo, al que le gusta ir. En esta ocasión tuvo que apretar un poco ya que le marcaron un tiempo de corte en la primera vuelta, y no podía pasarla más tarde de 1h’05. Al final consiguió pasar el corte, y terminar la carrera, en penúltima posición.

Tengo que destacar sobre la organización varias cosas positivas. Sobre el transcurso de la carrera todo ocurrió espléndidamente. Los cortes de calles permanecieron hasta el último corredor, luego en meta esperaba un grifo de cerveza, que además duró hasta los últimos corredores, y por último, duchándome de los últimos, ya que esperé a Chipi, las duchas que nos proporcionaros tenían agua caliente! Vamos de 10.

Después de la carrera, nos fuimos a comer al casco a un sitio con mucho encanto, donde disfrutamos de la comida de Huesca. Allí narramos nuestras historias y nuestros futuros proyectos. Siguiente Tarragona. Melilla está por ver.

20171119_142311.jpg

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s