Canicross Casalarreina 13/01/2019

Primera carrera del año. Y para este 2019 nos espera muchas mas. Con el proyecto Arroka’s Family en marcha, no podría ser de otra manera que participar en una prueba con uno de nuestros integrantes. En este caso, nuestra representante canina, Lau.

Nos inscribimos en el canicross de Casalarreina, que incluía una prueba de 7 km, por los alrededores del pueblo. También existían otras pruebas para corredores más pequeños que suelen realizar el canicross Rioja.

img-20190113-wa0035

Esta era la tercera vez que realizaba un canicross con Lau. Aunque me había acompañado en otras muchas carreras no oficialmente. Además coincide que estas tres pruebas forman parte de la Liga de Canicross que realiza el Club. (Casalarreina, Arnedillo y Ezcaray) ya sólo nos falta la prueba de Logroño.. (Para el año que viene.. 🙂

Conocíamos el pueblo y el entorno ya que habíamos estado hace unos meses en una quedada furgonetera. Nos había gustado mucho, sobretodo la rivera y las zonas verdes que dispone. Además de una área de servicio para autocaravanas bien ubicada y tranquila.

Aparcamos y fuimos a recoger el dorsal y hacer el control veterinario. Había bastante gente, y como siempre en estos eventos, los perros no paraban de ladrar y estaban superexcitados.  Pasamos el control y nos dieron el dorsal. La salida se haría por tandas, a nosotros nos tocaría salir en la tanda 3.

img-20190113-wa0020

Fuimos a tomar un café a una plaza, y nos sorprendió el sitio donde entramos. Se llamaba Montañes, era como retroceder 60 años en el tiempo, todo estaba como antaño…

La salida era a las 11:00, nos acercamos a la furgoneta para prepararnos y tomar posición a salida.

Lau estaba bastante tranquila. Había entrenado últimamente, de hecho gracias a ella me preparé la maratón de Valencia. Esta semana habíamos hecho una salida por “su ruta” el campo de Golf y me había llevado cómo un tiro, así que no tenía miedo de que estos 7 kilometros le supieran a mucho.

img-20190113-wa0015

Oni se camufló entre el público y Lau estaba muy pendiente de ella. Siempre que vamos juntos no le gusta que nos separemos.

Comenzó la carrera, y los perrunners empezaron a correr. Cada 30 segundos cambio de tanda, en seguida salimos nosotros.

Pasamos el puente, y empezamos a correr. Los primeros kilómetros Lau lo da todo. Luego se tranquiliza y va más tranquila. Hasta el km 2, adelantando a los corredores de la segunda tanda.

img-20190117-wa0006

A partir de hay empezaba una parte del trayecto con más piedritas en el camino. Las notaba yo en las zapatillas, así que me imaginaba a Lau en sus almohadillas.. pobre. Habíamos pasado por el punto donde se encontraba Oni, y Lau no dejaba de retrasarse como preguntando.. ¿Dónde está mama?

Al final, en este trayecto terminó parándose. Ya me tenía desesperado.. no sabía porque se paraba, después de correr como una loca. Así que me paré.. le pregunté que le pasaba, y me hizo señas de que tenia ganas de hacer sus cositas.. Parada técnica y vuelta a empezar. Pero muy tranquilos, nos adelantaba todo el mundo. Creo que llegamos a estar en las últimas posiciones. Pero al final del todo, nos topamos con Lai y su amo Edu Gamarra, que iban pasándoselo bien como siempre. Son un clásico en estas carreras.

img-20190117-wa0004

Lau empezó a seguir a Lai y se fueron adelantando mutuamente hasta el km 6. Edu y yo lo agradecimos, porque parecía que hoy los perros no tenían ganas de correr. Pese a ello, íbamos adelantando poco a poco a perrarunners.

img-20190113-wa0014

En el último tramo, creo que Lau empezó a oler a Oni, y se puso a correr en serio de nuevo, (Ritmo de 4 min/Km) dejamos atrás a Lai y a Edu, y nos acercamos a meta.

Así fue, nos encontramos a Oni en la curva del puente antes de meta, y Lau prácticamente se paró. Tuve que intentar convencerla para que continuara y entráramos  en meta.

img-20190117-wa0003

Así terminamos la prueba con un tiempo de 35:46 minutos, a ritmo de 5:10 min/Km, que no está nada mal para competir tan de tarde en tarde en este tipo de carreras.  La verdad que me gustaría entrenar más seriamente a Lau para poder competir un poco más en estas pruebas porque corre muy anárquicamente, primero mucho, luego poco, y luego buscando a su ama, pero para eso como todo se necesita tiempo y aprendizaje.

img-20190113-wa0030

 

 

Anuncios

San Silvestre Toledana 2018

Última carrera del año, y esta es una fiesta. No hay más que ver la cantidad de gente que se acerca a la capital toledana para correr esta San Silvestre. Cada año se ven más gente disfrazada, y con más ganas de fiesta. Es cierto que la gente corre esta carrera para disfrutar y festejar el último día del año, pero alguno ya llega pasado de rosca.

Para nosotros es una noche muy especial, porque nos recuerda el inicio del Dusport Imperial. Cumpliendo la tradición, nos reunimos con varios integrantes del equipo una hora antes de la salida, y cada año con más pequeños a nuestro alrededor.

IMG-20181231-WA0016

La salida era a las 18:00, con varios cajones. Este año, como novedad harían 3 salidas escalonadas para evitar agolpamientos entre los corredores más lentos.

Hacia unos días, había comprado un carro de segunda mano para correr con Iker. Había salido un par de veces con el y la verdad que la sensaciones eran inmejorables. Por ello, me planteé hacer la San Silvestre con Iker. Tenia mis dudas, ya que es una carrera con cuestas y bastante adoquín, pero los entrenamientos que había hecho también  los hice con algo de cuesta y bastantes baches y lo superamos con creces. Así que, después de hablar con Oni, nos atrevimos a participar con el carrito.

IMG-20181231-WA0018

Entrar en la salida con el carro era imposible, por la cantidad de gente que hay. Así que quedé con Oni, que a unos 500 metros delante de la salida me dejaria el carro preparado para cogerlo.

Junto a mi corrían Guti y su cuñado inglés Talian. Hacíamos un cuarteto peculiar. Guti este año estaba un poco bajo de forma, pero a Talian y a mi no nos importaba ir más despacio e ir juntos. Esta carrera es una fiesta y lo importante es disfrutarla.

La gente animaba sin cesar, y el paso por Santa Teresa fue espectacular como siempre, aunque este año un poco más nervioso, para evitar chocar con otros corredores y espectadores. Guti y Talian me hicieron cobertura.

En la subida del Cambron Guti empezó a fallarle las fuerzas, intentamos que regulara sus fuerzas, pero al llegar a San Juan de los Reyes tuvo que parar un poco y andar.

Así le pasó en un par de cuestas más, pero al llegar a zocodover y ya saber que era todo bajada hasta meta se dejo caer y fuimos muy ligeros.

Respetando la velocidad con el carro, pasamos por la puerta de Bisagra y justo 100 metros antes de entrar en meta, me dice un chico de la organización:

– El del carro por la derecha!

Y en ese momento, yo me giré hacia la derecha y Guti y Talian siguieron de frente. Me di cuenta que la derecha, era salirse de la carrera, no una entrada especial para los carros..

Un sabor raro de boca, había disfrutado toda la carrera, y en el último momento me quitaron el dulce de llegar a meta con mis amigos e Iker.

Vi como otros corredores pasaron con carro después de mi, caso que no me hizo gracia..(porque unos si, y otros no..) pero tampoco fui a reclamar nada, ya que entiendo que es una carrera que es una fiesta y la organización bastante hace para controlar a tantísima gente..

A pesar de ese mal sabor de boca, disfrute mucho de la carrera y sobretodo de poder ir con Iker, que fue dormido gran parte de la carrera.

IMG-20190101-WA0019

Nos despedimos de nuestros amigos hasta el año que viene y nos dirigimos a Sonseca a realizar la cena de nochevieja.

IMG-20181231-WA0014

Media Maratón de Vitoria 16/12/2018

IMG-20181216-WA0012Tras la maratón de Valencia, con un sabor súper dulce me quedaba con ganas de más. Y tan solo tenía en el calendario la San Silvestre toledana. Así que intenté inscribirme en la media de Vitoria, aunque ya se habían pasado los plazos de la inscripcion normal. Costaría 50€ presencial el día de la prueba. Me parecía excesivo e intenté localizar un dorsal más económico.

Gracias al grupo Beer Runners de Logroño, me hicieron contactar con Pepe, que disponía de algún dorsal libre, aunque todavía no tenía claro si el mismo correría.

IMG-20181216-WA0011

Pepe, gran amigo y compañero de múltiples carreras, aunque él más centrado en maratones, me indicó que no me preocupara que el me lo conseguiría.

Así pasaron las dos semanas siguientes, entrenando más bien poco, y ya sumergidos en las típicas cenas de empresa y excesos. Por lo que a medida que se acercaba la fecha, mi idea de hacer una buena marca, se borraba, y prefería hacer una carrera más tranquila.

IMG-20181216-WA0024

Por eso, una buena manera de disfrutar la carrera, era acompañar a Pepe en la carrera, y así agradecerle de esa manera el haberme conseguido el dorsal.

Llegamos muy justos de tiempo a Vitoria, casi a las 10:00 cuando comenzaba a las 10:30. Pero la verdad que aparcar el coche para esta media es relativamente sencillo.

IMG-20181216-WA0032

Allí me reuní con Pepe, y nos acercamos a la salida. Había un solo cajón para los más rápidos y globos cada 5 minutos.

Nosotros salimos y estuvimos gran parte de la carrera entre el globo de 1h40 y 1h45.

Empezamos a rodar, es súper curioso correr al lado de Pepe. Cada poco tiempo, se acerca alguien a saludarle. Y es que al ser una persona tan afable y que participa en tantas carreras, todo el mundo le quiere y le da ánimos. Así es normal que no pare de correr.

IMG-20181216-WA0028

En seguida vimos el cartelón de 4 km, y casi ni nos habíamos dado cuenta. Eso era porque íbamos entretenidos.

Vitoria es una media maraton con muchas vueltas y callejeos, esto hace que si las fuerzas te fallan te cueste más.

El tiempo era estupendo. 12-13 grados y con intervalos pequeños de llovizna. Pero prácticamente llegamos secos a meta.  Algo de aire en algunos puntos.

Ya en el último tercio de carrera, Pepe puso el modo ahorro, y yo intentaba tirar un poco de él para no quedarnos fríos. Seguro que le llevé frito en este tramo, aunque luego creo que me lo agradeció.

En el recorrido nos cruzamos con muchos compañeros Beer, algunos de ellos iban a intentar mejorar marca aunque hoy creo que no ers el mejor día.

Finalmente, llegamos a meta con un tiempo de 1h46, con una bonita entrada en meta con Pepe, sin despegarnos.

En el recorrido había estado Oni e Iker, haciéndonos fotos y resistiendo a las inclemencias del tiempo. Nos fuimos rápido para evitar mojarnos y dar de comer a la fiera.

IMG-20181216-WA0026

Maratón de Valencia 02/12/2018

Puede que parezca una maratón más, pero no lo es. Valencia es un todo en el mundo de las maratones ( por lo menos a nivel nacional). Esta era la cuarta vez que hacía esta maratón, no en vano será una de las pruebas que más habré repetido, junto con la San Silvestre Toledana, y eso es por un motivo especial.

IMG-20181202-WA0049

Las últimas dos ediciones que había participado tuve malas experiencias (una por lesión y la otra por dolores estomacales) y la primera fui acompañando a mi compañero Carlos lesionado. Por lo tanto, podría decir, que todavía a pesar de haber participado antes, no había hecho “mi maratón”.

Este año, tampoco era el mejor en aspectos de preparación. Había decidido casi a última hora participar, gracias a la mejora de entrenos y carreras que había hecho en los últimos meses. Pero un constipado de última hora mermó mis fuerzas y me hizo pensar que llegaba más justo de lo que era.

A pesar de ello, en la anterior semana  había participado en la media de Donosti con un sorprendente resultado de 1h31, lo que me daba moral para afrontar la maratón.

Había conseguido bajar algo de peso, pero quizás no tanto como lo que quisiera. Digamos que para la maratón de Berlín fui mejor preparado.

IMG-20181202-WA0055

Pero este año salió el día.

7:30 de la mañana todo preparado y con el coche aparcado, con la precisión Suiza de mi amigo Agustín.

Nos abrazamos, nos dimos señales de ánimo y aliento y nos dirigimos a nuestro respectivos cajones.

El mío, con dorsal rosa, era para los sub 3h31. Que me gané gracias al tiempo del año pasado en Berlin.

La idea era rodar a ritmos cercanos a 5 min/km para terminar la maratón en un tiempo entre 3h30 y 3h40h depende de las fuerzas.

Comenzó la carrera a las 8:30. Aquí tengo que hacer un alto en el camino. Y es que hay cosas que ya no soporto y no me gustan en el mundo de runing. Y se trata de algunos corredores maleducados. Aquellos que lanzan su ropa al aire desde la mitad de la fila, no importandole a quien le caiga y si cae al suelo y perjudica a otros corredores. También denuncio a aquellos corredores que llegan tarde, y tienen un cuchillo y cortan los flejes de separación de los cajones para colarse sin ser vistos por la organización. Valencia se ha maxificado, y estos son pequeños detalles que antes no recordaba y ahora están proliferando. El ser humano es así. Ojalá hubiera algo de conciencia y todos entendiéramos lo que es esta fiesta.

Al margen de eso, pistoletazo de salida y salgo rodando a 4:50’/k. Muy agusto. No me importaba ir por debajo de 5, ya que sabía que en cualquier momento que notara algo de cansancio o excesivo ritmo volvería a el.

IMG-20181202-WA0064

Pasaban los kilómetros y había encontrado mi velocidad de crucero. Todos los kilómetros los hacia a 4:45’/k y si veía que aceleraba, mi cabeza, funcionando mucho mejor que otras veces, hacia reducir el ritmo. Parece que el ser padre también me vino bien y me hizo más fuerte mentalmente.

En la carrera había animación brutal, batucadas, grupos de animación, bastantes DJ’s, y algún músico en directo.

Habían cambiado ligeramente el recorrido, y a mi parecer lo había  hecho algo más animado que los anteriores lo cual era de agradecer.

Entre el público estaba Agus, con Oni e Iker, siguiéndome en distintos puntos, es importante saber que tienes alguien ahí.

Agus me había propuesto acompañarme algún kilómetro al final si me veía mal, pero en una de las últimas veces que me vio en el 26, viendo que iba muy bien de ritmo, decidió dejarme volar.

Lo cierto es que disfrute mucho en esta maratón. Sobretodo por verme capaz de mantener un ritmo constante durante tantos kilómetros y regular bien.

Por el km 36, ya noté algo de pesadez en la piernas, aunque no deje bajar el ritmo por debajo de 5.

Y que decir de los kilómetros 40 al 42.. Valencia te lleva. No hay maratón así. (Que yo conozca).

Al final termine con un sabor superdulce de boca con un tiempo cercano a mi mejor marca de Sevilla, 3h22′. No es mi mejor tiempo pero si mi mejor maratón.

IMG-20181202-WA0063

Hacer mención a todos mis compañeros Beer Runner de Logroño que también han viajado a Valencia para hacer su maratón. Enhorabuena a todos, sobretodo a los debutantes y al sub3h (Alex) y Richi (3h10), me quito el sombrero el uno por conseguir su objetivo y el otro por intentar ser liebre de un tiempo tan espectacular como las 3h, aunque al final haya pinchado un poco)

IMG-20181202-WA0089

Agradecer también a Agus y al equipo Dusport por estar siempre ahí, y a la familia Arroka. (Oni, Iker y Lau). En especial a Lau, esta carrera te la dedico a ti.. por tantos y tantos entrenamientos juntos. Amz.

IMG-20181202-WA0090

Finalmente terminada la maratón, y lo celebramos con un buen arroz al horno en casa de Agus.

IMG-20181202-WA0061

 

 

Media Maratón de Donosti 25/11/2018

Se acerca la fecha de la gran cita de la Maratón de Valencia, y la media de Donosti era una prueba para la puesta apunto.

IMG-20181125-WA0041

Las semanas anteriores había pasado un proceso gripal y había disminuido los entrenamientos. Algo no muy aconsejable con el poco tiempo que tenia para preparar la maratón.

Aun así, con el superpoder del dorsal, me presente en Donosti, dispuesto a rodar a un ritmo semejante al de las últimas medias. 4:45 para hacer un tiempo de 1h40.

La carrera comenzaba a las 9 de la mañana. Este día concurrían tres pruebas, un 10k, media y maratón. En total habría unos 10.000 participantes, lo que hacía ver un ambiente de fiesta en toda la ciudad.

IMG-20181125-WA0005

Había llovido la noche anterior, y las calles estaban mojadas. Pero de momento no llovía y esto era de agradecer tanto para los espectadores como para quienes esperábamos la señal de salida.

Se salía en los alrededores del derruido Anoeta. Con nostalgia recordaba la última vez que hice esta media, donde todavía la meta se hacia dentro del estadio, en las pistas de atletismo que quitaron. En aquel tiempo fue mi mmp.

Comencé la carrera en el cajón de 1h40, más o menos mentalizado en lo que quería hacer. Se trataba de rodar agusto, sin sufrir pensando en lo de la semana que viene.

IMG-20181125-WA0037

En seguida me di cuenta que ese ritmo era bastante tranquilo y que podía rodar un poco más rápido sin forzar. Entonces empecé a rodar a 4:20 y seguía bastante agusto. Así pasaban los kilómetros disfrutando del entorno de esta preciosa ciudad. Bordear la carretera de la Concha te da un subidón tremendo.

De camino hacia las universidades era tiempo para valorar, llevaba 2/3 de carrera, 14 km y un ritmo de 4:20. Tenia dudas de que pudiera mantenerlo hasta el final. Entonces lo fui valorando km a km, y no daba una zancada más larga de lo que debía para no quemarme en el trayecto.

De vuelta otra vez por el paso por la Concha, vi un montón de espectadores de diversas procedencias, con banderas belgas, franceses, etc.

Me alegra que esta maratón a pesar de coincidir casi en fecha con la gran maratón de Valencia, siga teniendo tantos adeptos.

En los últimos dos kilómetros empezó a llover, me pegué a un corredor muy alto para que me hiciera la cobertura. Aunque al poco se fue frenando y tuve que adelantarle. Así con el detrás, terminé la carrera bajando el ritmo por debajo de 4’/km.

IMG-20181125-WA0011

Así entré en meta en un tiempo de 1h31 minutos, con una sensación de haber volado. Muchísimo mejor de lo que había esperado en un principio.

En meta me esperaban Oni e Iker, con una fuerte sonrisa para darme un fuerte abrazo.

IMG-20181125-WA0015

Así, con un resultado más que óptimo me voy con un buen sabor de boca destino Valencia.

IMG-20181125-WA0028

Wine Run Labastida 28/10/2018

Este fin de semana no tocaba carrera. Tocaba centrarse en los entrenamientos para la maratón, pero siempre hay algún dorsal libre para alguna carrera, sobretodo si nos quedamos en Logroño, donde nuestros amigos corren en multitud de carreras.

En este caso, Ana Toyas, me ofreció un dorsal de la Wine Run de Labastida. Una carrera que me resultaba interesante por su temática sobre el mundo del vino. El problema era que la distancia era de 20 km, y el entreno que tocaba era de 28 km. Por lo que, tendría que hacer los otros 8 km por mi cuenta.

IMG-20181028-WA0034

El Viernes, fui al fisio para mirar un pequeño dolor que tenía en la pierna izda. Mi fisio me aconsejó que me pusiera hielo después de correr y entrenar.. El Sábado, después de mi entrenamiento, como un buen chico, hice lo que me dijo. Pero.. cometí un fallo. Me puse directamente el hielo y me hizo una quemadura.

IMG-20181028-WA0036

Resultado; una quemadura de primer grado, picores, e irritaciones.

Por la noche, tenia serias dudas de poder levantarme y correr, ya que la quemadura me hacía daño al caminar.

Finalmente, después de una noche recuperadora, Oni me hizo la cura, y me vendó la pierna. Y nos preparamos para la carrera.

Comenzaba a las 10:00, finalmente me limité a correr la distancia de la carrera. Allí me encontré con Aitor y Sandra, una pareja Beer Runners, donde hacían las distancias de 20 y 10 kilómetros respectivamente.

IMG-20181028-WA0010

En el calentamiento me alegré de comprobar que el vendaje me daba movilidad para correr y me mitigaba el dolor de la quemadura.

Comenzó y los primeros 5 km, tenían unas pendientes que hacían forzar un poco la maquinaria. Así el frío de la gélida mañana desaparecía.

IMG-20181028-WA0037

El recorrido iba por extensiones de viñedo, muchas de las cuales pendientes de vendimiar. De hecho, durante la carrera pasamos por zonas que estaban vendimiando.

Por el km 9, pasamos por el interior de una bodega y su sala de barricas. Un bonito gesto que aportó la organización a está carrera.

IMG-20181028-WA0008

Llevaba muy buenos ritmos, y me sorprendía a mi mismo, que incluso con dolores estuviera rodando por debajo de 4:40 min/km.

Pasamos por una rivera paralela al Ebro, y por el km 16, una fuerte pendiente hacia subir el ritmo. Fue muy dura, y había que saber mantener el ritmo para no parar.

IMG-20181028-WA0013

Por el km 18, ya se veía el pueblo. Como la carrera era de 20 km, pensé que nos darían una vuelta por el pueblo para completar la distancia. Pero en cambio, vi como giraba los corredores hasta meta. Con una distancia recorrida de 18, 4 km. No importaba mucho, ya que yo no daba por seguro poder terminarla hoy, aunque una vez puesto no me hubiera importado completar los 20.

IMG-20181028-WA0046

La curiosidad de la carrera fue, cuando sonó por megafonía el número de mi dorsal. Parece ser que había entrado por delante de la primera chica, y claro.. era primera! Como pasó el año anterior en Cenicero. Así que descalificaron mi dorsal. Entre en meta en 1h26′.

Cuando llegué estaban esperándome Oni e Íker,  con bastante frío. Así que era cuestión de salir pitando para no quedarnos congelados.

IMG-20181028-WA0029

Media Maratón Nocturna de Bilbao 20/10/2018

Después de la decisión de hacer la Maratón de Diciembre de Valencia, todo se precipita. Se aceleran los objetivos, y la obtención de resultados. Esta media que tenía en el calendario, ya formaba parte de entrenamiento para maratón, por lo que tenía como objetivo bajar de 1h40′. En principio, un objetivo no muy complicado ya que había hecho hacia 2 semanas el Logroño 1h41′ terminando muy bien.

IMG-20181020-WA0044

El problema, que la mañana anterior me dio por andar. Y no a cualquier ritmo. Hice un paseo de 12 km a ritmo de 9 min/km, por la mañana cuando la carrera era por la tarde. En principio pensé que no pasaría nada, y que esto activaría mis piernas para la tarde. Pero lo cierto es que cuando comencé la carrera las tenia algo cansadas.

Era la segunda vez que hacía esta media, y frente a la primera vez (hace 3 años) ha mejorado bastante. La puesta en escena con conciertos, cajones bien distribuidos, y se evitaron los embotellamientos.

IMG-20181020-WA0013

La tarde/noche era algo húmeda con una temperatura de 20 C, que agobiaba a la hora de correr.

Cerca 12.000 corredores dimos salida a las 19:00 desde el estadio de San Mamés con una iluminación espectacular.

IMG-20181020-WA0036

Al iniciar la carrera, tuve un problema con el reloj gps y no me cogía señal. A pesar de tener bastante experiencia y conocer el ritmo que rodaba estaba empeñado en reactivarlo en ponerlo en marcha.

Desde el inicio, veía el globo de 1h40′, y decidí dejarlo a mi espalda, para que me fuera empujando durante la carrera.

La carrera transcurría por largas avenidas, algunas de ellas con ligeras pendientes que la hacían más dura. En bastantes puntos nos cruzabamos con corredores que iban en otro sentido.

Como he comentado, las fuerzas iban un poco flojas, y me costó mantener ese ritmo de 4’42 min/h que me había exigido. Por el km 18 ya casi pensaba bajar los brazos y rodar a 5 para descansar. Pero el globo de 1h40′ que venía detrás, empezó a jalear a su grupo y a soplarme la nuca.

Con el último esfuerzo entre en meta, delante del globo, y vi el tiempo que marcaba 1h40’08”. Si le restaba los segundos que tarde en la salida había entrado en tiempo. Ya comprobé en la página más tarde el tiempo real 1h39’50”.

IMG-20181020-WA0026

Objetivo cumplido, aunque más duro de lo que pensaba. Y es que la Maratón nos espera, y de ella es duro hasta sus entrenamientos.

En meta se encontraba Oni e Íker, que estaban esperándome para darme un fuerte abrazo y un beso. Me reuní con ellos, y disfruté de una nueva media en mi historial, que curiosamente es la número 70.

IMG-20181020-WA0048