IV Acuatlon Desafío el Rasillo 05/07/2014

IV Acuatlon Desafío el Rasillo

Después de una semana lluviosa en la localidad de Logroño, donde dificultó ampliamente los entrenos para la prueba, amaneció un precioso día en La Rioja. Sol, calor, sin aire, todo comenzaba bien para esta prueba runneracuática.

rasillo

Era la primera vez que competíamos en esta disciplina, aunque bien es cierto, que se asemeja a las pruebas de triatlón, eliminando la etapa ciclista. La prueba se compone de un recorrido corriendo de 2,5 Km, 1 km nadando por el pantano del rasillo, y finalmente otros 2,5 Km corriendo.

 

La prueba dio comienzo a las 17:00 desde la plaza del pueblo del Rasillo, los corredores/nadadores, se agolpaban en la línea de meta, preparados para este desafío.

 

Pistoletazo de salida, lo primero que se encontraron fue una rampa de unos 200 metros ascendentes, que sin previo aviso les daba la bienvenida a los participantes. Aquí se empezaron a disgregar los competidores. El corredor imperial decidió salir en última línea ya que comprendía que esta carrera no podría ser competitiva para él, ya que la prueba acuática se acontecía muy dura y poco entrenada. Pese a ello, en los primeros 2,5 Km consiguió alcanzar el puesto de la primera mujer y adentrarse dentro de los puestos iniciales.

 

Al llegar a la transición, todo eran nervios, el dorsal había que quitárselo, los imperdibles no se quitaban, los zapatillas no se desataban, los calcetines parecían pegados a la piel, muchos segundos valiosos se perdieron ahí.  Y posteriormente.. al agua.

 

1 Km de nado libre, 1 km sin ver claramente la boya del circuito, 1km donde nadador tras nadador adelantaba al deportista imperial, que, en baja forma en esta disciplina no tenía nada que hacer. Transcurridos los primeros 200 metros, cuando la mayoría de los nadadores le habían adelantado, decidió coger una “trucha” (símil a la liebre en las carreras populares). Mantuvo velocidad y rumbo con ella hasta salir del agua.

 

Mareado y tambaleante salió del agua decidido a coger las zapatillas que le dieran alas, para salir de aquel mar de las lamentaciones. Otra vez, la transición le jugó una mala pasada. La zapatillas estaban anudadas como nudos marineros, el dorsal no era capaz de ponerse, todo eran impedimentos. Finalmente en esta transición perdió los pocos puestos que había mantenido en el agua. Quedando en última posición en la transición.

 

Desmotivado y desalentado, los 2,5 Km siguientes eran enteros de subida, a excepción de la llegada a meta. Consiguió mantener un ritmo constante y adelantar a los contrincantes que salieron fugazmente de la transición.

 

Finalmente con un tiempo de , 57´17´´ y en una posición de 54/58 corredores, terminó el corredor imperial exhausto y con ganas de repetir en una hazaña parecida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s