San Juan de Luz – Hondarribia 27/10/2019

Tras un par de semanas sin competir ya tenía el mono de colgarme un dorsal. Y esta ocasión sería una carrera muy especial. La San Juan de Luz – Hondarribia. Es una prueba que me motivaba mucho hacerla por varios motivos.

En primer lugar, seguíamos con las pruebas francesas de este año, siendo esta la cuarta, mirando hacia París. Por otro lado, me resultaba curioso hacer una carrera donde pasaría por la frontera entre Francia- España, aunque físicamente fuera un insignificante puente.

Pero el principal motivo que me lanzaba a hacer esta carrera era el de acompañar a nuestro compañero Juantxo, que está haciendo un reto muy interesante para recaudar fondos contra el cáncer. Se trata de realizar una serie de medias maratones (7) saliendo en ultima posición, todas las posiciones que adelante hasta el final de la prueba sumarán fondos por la empresas colaboradoras con el reto. Algo muy sencillo y muy bonito de ejecutar.

Con la idea puesta en la cabeza, en estas semanas han diagnosticado a mi padre cáncer de páncreas. Algo que como escuché una vez decir al corredor solidario «no piensas que te va a pasar a ti, solo al vecino» . Pues ya estaba aquí. Uno de los canceres más complicados dentro de la familia. Estas semanas llevabamos subidas y bajadas de energía como si estuviéramos en una montaña rusa. Solo escuchaba a los médicos decir «esto es una carrera de fondo, y estos son los primeros kilómetros» que bien entiendo esas palabras como corredor y como hijo.

El caso es, que después de tomar las riendas en la situación e intentar seguir con nuestras vidas, y correr que es lo que más nos gusta, no podía dejar de participar en esta carrera por la causa.

Si nos centramos en la carrera y en la previa, la recogida de dorsal tenía opciones de envio por correo o recogida días antes, pero no el día de la prueba. Por ello tuve que escribirles antes para pedirles que por favor me facilitaran la recogida el mismo día. Curioso es, que la organización francesa me dijo que si, y la española me dijo que no. Tampoco me dejaron correr con el carro de correr con Iker alegando motivos de seguridad, cosa que puedo entender si son las normas, pero en carrera vi un zancudo (si, si, los de los circos que miden 4 metros) haciendo la prueba entera.. supongo que esto no perjudica la seguridad de la carrera.. en fin.

Organizaciones a parte, no hizo un día explendido 20 grados soleado y un poco de brisa. La salida era en pleno centro de San Juan de Luz rodeado de los bares y comercios. Se respiraba buen ambiente y algo de nerviosismo entre los participantes.

La salida era a las 10, la noche anterior era el cambio de hora, lo que nos permitió dormir una hora más. Nos encontramos con Pili, Juantxo, el hermano de Pili y un Beer Runner y nos contamos nuestras expectativas. Juantxo estaba jodido, tenía un fuerte dolor en la ingle y no sabía lo que podría aguantar.

Habia que intentarlo al menos, salimos en última posición como queda claro en el reto y fuimos saliendo de San Juan de Luz hacia Endaya. Allí me despedí de Oni e Iker que me acompañan siempre que pueden y esta vez tan importante en la parte logística de la carrera.

Los primeros 10 km de la carrera era un continuo sube baja por la carretera de la cornisa de la costa. Recorrido muy parecido a la media Kosta Krosa que había hecho semanas antes por Getaria.

Al llegar a Endaya todo parecía algo más plano, pero Juantxo ya iba sufriendo bastante y entre Pili, su hermano y yo , intentamos tirar de él para que continuase con fuerzas.

Pasamos por el paseo marítimo, muy agradable este recorrido, también algo me recordó a un tramo de la media de Gijón. Como curiosidad decir que los globos de 2:00, 1:55 y 1:50 iban muy juntos, de hecho creo que gran parte del recorrido estuvo delante el de 2:00 del de 1:55. A nuestra llegada a Irun, Juantxo ya estaba roto. Apenas podía correr y nos revasaban corredores. Yo le recordé el motivo por el que estábamos allí, que si la lesión le impedía correr, andariamos, pero si no, había que correr como sea.

Nos hizo caso y dolorido avanzaba hasta Hondarribia. Allí nos esperaba Oni e Iker con una preciosa sonrisa y una luz que alegra hasta al más jodido.

Nos adentramos en la muralla y ascendemos por la calle empedrada. Juantxo entonces lo da todo, consciente de esos metros finales, los demás un paso atrás para que entre primero.

Emotiva carrera la vivida este fin de semana donde el tiempo no era para nada importante, de hecho se me olvidó dar al reloj y creo que tardaríamos sobre 2horas. Donde el principal protagonista era Juantxo y su reto.

Le dedico esta carrera a mi padre, para que sea fuerte como una roca, valiente como Juantxo y nunca mirar atrás, siempre adelante. Aurrera.

2 comentarios sobre “San Juan de Luz – Hondarribia 27/10/2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s