Serantes Igoera Santurtzi 06/10/2019

Cuando Logroño se vestía de gala para acoger las pruebas de Maratón, Media y 10K, yo miraba a otro lado, bueno más bien dirección Santurtzi. Y es que, aunque siempre es una gozada correr en la ciudad donde vives, por comodidad, por celebrar y animar a los tuyos.. siempre veo un aliciente el conocer una prueba nueva. Y esta vez la culpa la tuvo Iñaki, o IÑakitxu, aunque de pequeño tiene poco.

Todo surgió a raíz de la carrera que hicimos en Vilassar de Mar. Allí fui yo el que le engañé a el para que fuera hasta la localidad catalana a hacer una prueba de monte nocturna. Y como suele pasar, una carrera siempre engancha a otra, y se nos calienta la boca.

La carrera era el Domingo por la mañana a las 10:30. Cosa que no nos hacía madrugar mucho, además partíamos de Getaria que estaba incluso algo más cerca que Logroño de Bilbao.

Una prueba de monte de 12 kilómetros con un desnivel de unos 650 metros positivo, casi todos encajados en el primer tramo.

A nuestra llegada, Iñaki hizo de anfitrión y nos indicó donde se encontraba la salida y nos estuvo comentado como era el circuito. Sus instrucciones me vinieron muy bien, me ayudaron a realizar una estrategia de carrera diferente a la que tenía pensada.

Empezaba a chispear, aunque en el transcurso de la prueba nos respetaría, tendríamos algo de barro, piedras mojadas, y habria que prestar atención.

Cerca de 300 corredores nos apelotabamos en la salida hasta que lanzaron el cohete y la revasamos ansiosos. A pesar de salir en últimas posiciones, aceleré el ritmo para adelantar posiciones. Y es que ya me había advertido Iñaki que en un kilómetro se formaría un tapón importante y no quería enfriarme una vez subido ese tramo.

Me salió bien. Pasado ese km, apenas tenía tapón y ahora tocaba subir con un grupo de corredores más rápidos que yo. Bueno, hay que mantener el tipo. Me agarro de las piernas y voy gestionando las fuerzas. Alguno me adelanta pero consiguo hacer una subida bastante digna.

Son algo más de 3 km de ascenso. Luego tocaria un cresteo y un estrecho sendero con vistas al puerto de Bilbao con bastante altura, aunque no podía pararme a ver el paisaje, llevaba buen ritmo y no quería tropezar.

Bajamos por alguna cuesta asfaltada que nos depararia en una zona boscosa, también avisada por Iñaki, hago la estrategia de dejarme caer y disfrutar. Voy adelantando corredores. Poco antes de rebasar a uno de ellos, veo que hace un extraño y se sale del circuito haciendo una pirueta más de baile de break dance que de trail. Le pregunto que si esta bien, me dice que si, que ha tenido suerte. 😅

El bosque tiene un segundo tramo con algo de desnivel positivo pero que consigo mantener cadencia y seguir adelantando. En la salida de este tramo, ya se aprecia otra zona de calzada con cemento y una bajada pronunciada. En este tramo fue donde Iñaki me dijo que lo diera todo que hasta meta no había ni un solo repecho.

Así lo hice, pisé bien el acelerador hasta regular a una velocidad que me dejará llegar sin aflojar y pudiera adelantar al máximo número de corredores posibles. Ritmo de 3:30 min/km en este último tramo de más de 1 km.

Entré en meta en un tiempo de 1h 12′ con una posición de 118/295 con la sensación de haber hecho una muy buena carrera y bien gestionadas mis fuerzas. Iñaki vendría poco después en 1h 28′ disfrutando de la meta en su pueblo.

Después de una ducha y cambio de ropa, nos tomamos una refrescante y bien merecida cervecita. Y como teníamos hecho todo lo del Domingo, nos fuimos a comer las dos familias a un restaurante de la zona, y gozamos de contarnos batallas y preparar nuevas aventuras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s