Media Maratón San Pablo de los Montes 09/06/2019

Este año me reivindico, contra la normalidad de hacer siempre lo mismo. Mismas pruebas con resultados parejos. Este año disfruto como nunca del running.

Con esta filosofía me inscribí a la media maraton de San Pablo de los Montes. Realmente me apetecía. Tenia que correr en Toledo, en mi provincia de origen, en un entorno que conocía desde mi adolescencia. Crecí correteando con bicicletas de 15.000 pesetas sin suspensión, ni frenos de disco, por estos montes. De chaval era más de bici si, iba al cole en bici, hacia la compra a mi madre en bici, y salimos a jugar en bici. Recorrer estos montes hoy, me han traído muchos recuerdos.

Curiosamente he regresado con otra generación, como si tratara de inculcarle los valores de una tierra, que pese a ser fría y calurosa, dependiendo de la estación, tenía tanto que ofrecer.

Aprovechando un viaje para ver a la familia, y las festividades de Rioja, cuadramos en la agenda esta carrera. A muy pocos kilómetros de mi localidad natal, y de una belleza indudable.

San Pablo de los Montes, es una pequeña localidad enclavada en la comarca de Montes de Toledo, donde hay una fauna y flora característica, situada muy cerca del parque natural de Cabañeros.

Allí nos acercamos esta mañana de Domingo con la idea de disfrutar, como lo vengo haciendo en las últimas pruebas. No había entrenado nada esta semana, entre algún bajón y alguna complicación en la semana. Pero daba igual, llevaba buen fondo anterior y suponía que podría superarla con creces.

Llegamos a recoger el dorsal, y la gente estaba preparada. Habia varias pruebas, la marcha, una carrera de 10k y la media. Entre los corredores escuchaba las conversaciones , » este finde hice doblete» ayer estuve en la de hoyos del espino » » estás más fuerte que el vinagre». La droga del running se extiende. Ya somos muchos los que planeamos nuestros fines de semana con alguna carrera.

Iker estaba un poco lloroso, no había hecho su siestecita mañanera y parece que iba a dar guerra. Nos hicimos unas fotos, y me preparé en la línea de salida, que bastantes puntuales salimos a las 9:30.

Esta carrera había decidido llevar la Go-Pro para grabar algún tramo. No sabía muy bien cómo me iba a apañar, pero había que intentarlo. Muy a lo Raúl Gómez, que entre leerme su libro y ver todos sus capítulos de Maratón Man, me daba una envidia sana y un «yo también quiero..»

Salimos tranquilos, más de 50 corredores calculo. El recorrido que nos acompañaría sería un 80% de pista. Salí por en medio del grupo, y poco a poco se fueron generando los espacios.

Hacia sol, pero no mucho calor, unos 21 grados y corría viento fresco. Se dejaba correr. En el km 5, primer avituallamiento, me paro tranquilamente bebo y siguo a mi ritmo.

Vamos subiendo, ya va picando para arriba, y lo que antes no era calor, ahora si. Adelanto a una chica, adelanto a otra chica. Van muy bien. Creo que son de las primeras.

Por el km 8, tengo que dejar de trotar a paso tortuga para andar. Poco me quedaba para la cima. En seguida otro avituallamiento, bebo tranquilo y toca un cresteo hasta el 10. Me adelanta la última chica y escucho: » Ánimo que vas segunda!». Y pienso.. si voy tan cerca de la segunda, no voy tan mal.

La vuelvo a adelantar en el cresteo. Desde arriba veo un paisaje espectacular. Los montes de Toledo, rodeado de encinas, Olivos y vegetación perenne. Es la tierra donde nací.

Pasado un avituallamiento en el 11k, toca bajar. La bajada es muy fácil. Todo pista, no excesiva pendiente, y en sombra. Una auténtica gozada. Disfrutaba como un niño. Me puse a bajar, veo el reloj y voy a ritmos por debajo de 4. No se exactamente cuantos km fueron bajando a ese ritmo, pero al menos 3 o 4. Me encontraba genial. Me creía Luis Alberto bajando por la Transvulcania.

Adelanto a varios corredores, y se genera una isla, una calva. Una distancia grande entre yo, y el siguiente corredor. Dudo, no se si, o solo quedan «los pros», o es que voy muy alante en carrera. La única forma de saberlo es correr más rápido.

Sigo avanzando a ritmo de 4. Mis piernas vuelan, el calor empieza a afectar y en breve tendré que bajar el ritmo.

Km 16, pasamos por una pequeña población que nos dan agua, al principio pensé que era San Pablo, luego me doy cuenta de que no, todavía quedan 5 km duros.

En el km 18, las fuerzas empiezan a flojear. Todavía no me ha adelantado nadie, he generado un buen colchón de segundos en la bajada, pero no puedo seguir a esos ritmos.

Empiezo a trotar más tranquilo, y recuerdo que he venido a disfrutar. Muy pesados esos 2 últimos kilómetros.

Foto: Agustín. J Martin

El último kilómetro, ya en el pueblo, tampoco sería fácil. La meta que estaba en la plaza, estaba en lo alto, y había que superar una de las calles principales que estaba en cuesta. Allí estaba Oni, con Iker berreando. Malas noticias. Yo había disfrutado, pero ellos no.

Ya sólo faltaba llegar. Entrada en meta. Me sorprendió ver a muchos corredores. Pensé que seria de los primeros. Luego caí que podrían ser del 10k. No me pare a ver clasificaciones, sabía que estaba Oni pasándolo mal con iker. La llamé y quedamos para recogernos. Tardaría 1h46 min. Aprox. No se exactamente ya que el reloj tardó un poco en empezar a contar. Posición oficial: 18/82.

Después de reencontrarnos, decidimos aprovechar que estábamos en la zona para hacer unas fotos en este entorno tan maravilloso. Fuimos a lo alto del monte y al embalse de la torre de Abraham. Iker calló rendido nada más entrar en la furgoneta.

Y así terminó la experiencia de esta carrera de monte en Toledo, que supongo que vendrá muy bien de cara a la última prueba de la temporada: » El Flysh de Zumaia»

Un comentario sobre “Media Maratón San Pablo de los Montes 09/06/2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s