Media Maratón Logroño 07/10/2018

BORN TO RUN!

IMG-20181007-WA0039

La sensación de que todo cuadra, todo encaja, como si hubieras nacido para hacer esto. Esa es la sensación que tuve este fin de semana corriendo la media maratón de Logroño.

Hacia años que no disfrutaba de esta manera al correr. La temperatura era muy fresca, (entorno a 13ºC), el ambiente era bueno, un montón de conocidos a mi alrededor, corría en la ciudad que ya contemplo como mía, donde llevo viviendo más de 5 años y donde ha nacido mi hijo. Si juntas factores emocionales, ambientales y una buena preparación, se acontece «la tormenta perfecta», en este caso la carrera perfecta.

Llevaba varios días entrenando con mi perrita Lau, que me hacía correr a unos ritmos muy fuertes, por encima de mi preparación, pero eso siempre es un plus para mejorar, además consciente de mi sobrepeso, había empezado una dieta con Oni, a base comer sano, hacía unas semanas, y ya se iba notando en la báscula. Y es que correr con más de 100 kg es muy duro, por mucho que seas una roca.

IMG-20181007-WA0125

La carrera comenzaba a las 9 de la mañana, y la organizaba la empresa de Ferrer de deportes de Logroño, con colaboración de varias organizaciones. Se ha criticado, en muchos ámbitos a la organización sobre esta carrera. Algunas de estas quejas, puedo estar de acuerdo, y otras en cambio, tengo que darle mi voto de apoyo por esta edición. Me centraré en lo positivo. El circuito para la media maratón de una vuelta es un éxito, a pesar de que en algunas zonas esté mas desoladas, se agradece no dar vueltas como en la media de Junio de Logroño. Y en segundo lugar, el traslado de la fecha a Octubre es un acierto, ya que es más probable que la temperatura sea más agradable que en Septiembre como otras ediciones donde el calor solía estar presente. Además del horario de las 9 de la mañana muy adecuado, frente al de la otra media de Junio, que suele ser a las 9:30-10. Además de contar con unos supercurrantes voluntarios, que nos ofrecieron todos su apoyo a cada paso por la carrera.  Por todo ello, esta edición, le doy un notable.

 

Centrémonos en la crónica de la carrera. Mi objetivo de carrera era rondar los 5 min/km, e intentar bajar de la 1h 45′ que había conseguido correr la semana pasada en Zarauz. Por ello, sabía que tendría que rodar los primeros km un poco por debajo de esos 5 min/km para hacer algo de colchón de segundos. Me encontré con muchos compañeros Beer Runners, que en esta edición muchos participaban en la Maratón, y es que se habían pasado todo el verano entrenando.

FB_IMG_1538916039636

A mi tran-tran, dejé correr mis piernas, que llevaran su ritmo, por el km 8 me dí cuenta que los ritmos se acercaban a 4:30, cosa peligrosa para mi objetivo, ya que podría quemar la máquina, pero es cierto que iba muy a gusto. Nos encontrábamos por la zona del Alcampo, y nos cruzábamos muchos corredores en las avenidas y nos animábamos entre nosotros.

Cuando cruzábamos la circunvalación volvía a los ritmos de 4:50 min/km, y vuelta a la normalidad. Por estos lares, adelanté al globo de 1h 45 min, lo que me hacia predecir que iba muy bien para el objetivo.

Las piernas aunque algo pesadas por muchos entrenos entre semana, estaban fuertes, cualquier cuesta arriba que se me ponía a mano, era como si pusiera el turbo, y dejaba atrás a  un montón de corredores.

IMG-20181007-WA0068

Quizás la parte más dura de la carrera es pasado el km 15, cuando cruzas el puente del Ebro dirección a las norias, y tienen un tramo de soledad, donde no hay gente ni animación. Y cruzar de nuevo el último puente (el blanco) y esa cuesta que pica y pica.

Pero me repuse, y la entrada en calle portales es espectacular, es un callejero que sabe a meta. Y llegar al espolón, y me encontré con Oni, y me dice,  – !Entra con Iker!

Me quedo dudando, estaba haciendo el spring a meta, y me paré en seco. Digo – ..mm vale! Personal de la organización me dijo que me descalificarian, pero ya tenia a Iker en brazos. Así que empece a trotar hasta meta con Iker. Pero me di cuenta, que no se puede correr con un niño en brazos! Por lo menos con unos de 5 meses. Así que me puse a andar y llegar tranquilo y seguro a meta.

Mi sonrisa al entrar en meta no podría ser más grande. Primero por lo que había disfrutado en la carrera y segundo por encontrarse con mi pequeño en brazos en los últimos momentos. Al final el tiempo de 1h 41′ dentro del objetivo marcado y seguimos cumpliendo retos.

Luego fuimos a ver las llegadas de nuestros amigos maratonianos y comer en un Asador del centro y disfrutar de la compañía de muchos amigos.

IMG-20181007-WA0179

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s