Maratón de Berlín 24/09/2017

Después de varias malas experiencias con la prueba reina del atletismo, allí me encontraba, meses después de la última maratón de Gran Canaria, para intentar conquistar una nueva maratón.

IMG-20170923-WA0043

En un año, donde pequeñas lesiones se han sucedido de manera continuada y que no me dejaban estar al 100%. En Junio parecía que repuntaba y empeze a entrenar más en serio. Lo que este fin de semana se ha desarrollado, no es sino, el resumen de varios meses de sacrificio.

20170922_162301
Una maratón de las 6 majors. A los que estamos habituados en esto de correr, ya nos suena de algo. Se trata de las 6 maratones de mayor influencia del planeta. Entre ellas se encuentran, Nueva York, Chicago, Boston, Tokio, Londres y Berlín. Cada una peculiar por algún motivo. En este caso Berlín, aparte de por su maravilloso ambiente, es conocida por ser donde los corredores consiguen mejores marcas y se encuentran varios récord del mundo.  

51QzaVkHAVL._SL1500_
En este viaje me acompañaba mi amigo Diego Ibañez de los Beer Runner de Logroño. Con un claro objetivo de intentar alcanzar las 3h05 para acreditar tiempo.

IMG-20170923-WA0040.jpg
El día anterior lo disfrutamos haciendo turismo por la ciudad. Una historia marcada por los sucesos bélicos del último siglo. Es impresionante pensar que hace muy pocos años la ciudad estaba separada por un muro.

20170922_195616
La maratón comenzaba en un ambiente bastante movido, eran las elecciones de Alemania y la ciudad estaba muy agitada ante tantos eventos.
A las 9:15 de la mañana salía Diego en un cajón destinado para hacer 3h00. Por otro lado, a las 10:00 salía yo, cajón destinado para los 4h15 y debutantes. La razón es que no pude acreditar una mejor marca ya que hacía más de 2 años de mis mejores tiempos en esta distancia.
La humedad era muy alta y parecía que arrancaria en nada a llover, y empaparnos a todos los corredores que permanecíamos a la espera. Pero no fue así, aguantó.. como si de un regalo se tratara. Sólo tímidas gotas mojaban nuestro rostro.

images

Nos íbamos acercando al arco de salida, y allí subía la animación. Subieron las pulsaciones cuando los corredores empezaron a imitar las «Haka» de los jugadores de Rugbi de Nueva Zelanda.

c4marathon080928-085_18963
Y empezó la maratón. El objetivo inicial era intentar hacer una maratón digna, en ritmos que terminase entre las 3h30-3h40. Aunque en el interior, algo me hacía pensar que estaba para algo mejor. Pero no quería sufrir.
La estrategia cambio nada mas empezar la carrera, empeze a correr los primeros km, y me encontraba fresco. Más fresco que nunca. Los últimos entrenamientos me notaba las piernas cansadas, pero en cambio está vez, me encontraba como un rayo.
Asi que, pese a que, mis ritmos debieran ser á 5 min/km, para mi objetivo, empeze a rodar a 4:35 min/km muy a mi sorpresa bastante cómodo. Pero intente no irme más arriba, ya que sabía que lo podía pagar más adelante. Que asi fue.

IMG-20170924-WA0009

Pase la media maratón en 1h37. Esto me daba un pronóstico de carrera por debajo de mi mejor marca personal en maratón, 3h18. Estaba emocionado con el resultado y creía que podría aguantar hasta los 42km, considerando incluso una bajada de ritmo.
Llovía a intervalos, las calles estaban encharcadas, y el haber salido con el grupo de las 4h15 me hacía tener que estar adelantando continuamente a corredores que iban a ritmos bastante más lentos que el mío.
Los avituallamientos eran horrorosos. Ver como decenas de personas se cruzaban delante tuya para beber agua y luego se paraban en mitad de la calle. Tuve suerte en este aspecto. Decidí salir con una mochila de hidratación (camel bag) para llevar agua, plátanos y frutos secos. Asi no tuve que parar a coger agua en estos puntos, me ahorró la frenada de coger el agua, pero no los cruces inesperados de la gente.
Iba midiendo muy bien mis fuerzas, desde el km 10, tomando cada 5 km algo, ya fuera plátanos o frutos secos. Pero «el tío del mazo» nunca se olvida de visitarte en la maraton.

residuos-plasticos-maraton-de-barcelona-1024x768 (1)

Km 22, como si una losa de piedra cargase sobre mi espalda. Mis piernas no iban. Me era imposible correr a los ritmos a los que había corrido la primera media maratón. No lo entendía.

Iba bien. Pero algo de repente dejó de funcionar. No podía mantener los ritmos. Vi como poco a poco, mis ilusiones de mejorar la marca personal se iban desvaneciendo. Así, intente mantener el tipo, a ritmos que cada vez iban siendo más altos.
Tanto incluso, que llegue a pensar que no conseguiría lograr el objetivo inicial de las 3h30. Que fracaso! No me lo podía permitir.
En el km 33, saque fuerzas no se de donde, y comenze a rodar a 5:15 min/km y a pesar de que era un ritmo más lento de lo que debería para mi marca, llevaba un buen colchón de segundos de la primera media.

Me di cuenta, que estaba un poco aturdido por la sensación y el bullicio de la maratón. Así que, decidí pensar que no estaba compitiendo. Lleve mi cabeza a los senderos del Iregua, y pensé que estaba rodando con Valen y compañía. Me fue mejor. No se si sería por el recuerdo de mis compañeros, o porque, pero mejoraron las sensaciones.

20170830_190040

Km 40, aquí estaba la experiencia. Después de unas cuantas maratones a las espaldas, cuando llegas a este km, por poco que hayas administrado tus energías, sabes que la vas a terminar. Eso es un punto muy fuerte a tu favor. Luego estaba la contrarreloj. El reloj me marcaba ritmo medio de carrera 4:52. Si quería terminar por debajo de de 3h30 tenía que mínimo correr por debajo de 5 min/km. Así lo hice. Las matemáticas no fallan.
Estos últimos km, muy emotivos para todos, serpentean la ciudad hasta llegar a la recta de meta, que deja ver en el fondo la puerta de branderburgo. Con coraje, con rabia, con deseo infinito de llegar afronte la meta. Había sufrido, y eso que en un principio no quería.

Quizás me calente la cabeza de mas en la primera media, quizás pudiera haber administrado mejor mis fuerzas. Pero ya estaba todo hecho. Contento con, por lo menos haber superado la barrera de las 3h30. Tiempo final, 3h27min45seg.

20170924_135801

Terminado la maratón me esperaba Diego, que había tenido una carrera parecida a la mía, con una caída de brazos en el km 20, y que se dedicó a disfrutar en la 2 parte. 3h17min para el.

Después de la carrera, disfrutamos de un buen codillo, como es tradición en Alemania y sus buenas cervezas.

20170924_153527

Agradecer enormente a todo el apoyo que hemos recibido vuestro, y que como he narrado en la crónica antes, es muy importante el aspecto mental en estas carreras. Y sobretodo a ti Oni, que pese a no podernos acompañar estabas presente de algun modo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s