Eskoriatza Gabez Takarraran, carrera nocturna de Trail 18-06-2016

 

Cada día hay más oferta de carreras, y ya el corredor no sabe a cuál inscribirse o cuál es más interesante. Es cierto, que en algunas de ellas, es imposible inscribirse, dado la demanda, con listas de espera y plazas cubiertas desde meses antes. Pero de vez en cuando, resulta, que en un pueblo escondido, donde la animación y el disfrute están garantizados por su gente, puedes disfrutar incluso más que en las multitudinarias carreras de acceso reservado.

                Este es el caso que ocurrió este fin de semana en Eskoriatza, Guipúzcoa. Se celebraba una carrera nocturna por los montes y territorios cercanos. La carrera comenzaría a las 23:00 y el circuito era de unos 23 km, por lo que se calculaba más de 2 horas e incluso 3 dependiendo de la dureza del recorrido y las condiciones climatológicas.

                Habían dado lluvia, pero finalmente el tiempo firmó una tregua y permitió a los corredores salir secos desde la línea de salida. La animación en el pueblo era brutal, el ánimo de fiesta rodeaba todos los rincones.

                Había una carrera Txiki, para los más jóvenes de 9 km, que hacía el primer tramo de la carrera, donde ascendíamos al monte Asensio, para posteriormente volver a la plaza. Sorprendió lo bien iluminado y marcado que estaba todo, y no fue nada difícil seguir la senda de los más rápidos.

                A la llegada a la plaza, tocaba recoger fuerzas, y entonces empezaba lo serio, subir al akatzgain pasando por Atxorrotx. La primera subida asfaltada era larga y dura, pero posteriormente ya vinieron tramos de pista y senderos hasta ascender totalmente a la cima. Cada pocos metros siempre veías una luz, o alguien gritando señales de ánimo.

                Arriba, una densa niebla impedía ver con facilidad y me pegué a la 2 chica y su pareja, que descendían a toda velocidad y con ropa reflectante. Aún no sé cómo bajé aquello y con esa velocidad, pero lo cierto es que la adrenalina se pone a flor de piel.  No era la primera vez que corría por el monte de noche. De hecho, es una de las cosas que más me gusta, sobre todo en verano cuando la temperatura no es tan adversa y en recorridos conocidos. Pero en competición y tan nocturno, fue.. Impresionante.

                Bajando a velocidad de 4 min/km, llegué a una zona donde estaba todo embarrado, un 1 km aproximadamente, que era imposible de correr decentemente y tenían que echar el pie muy despacio para intentar no romperte.

                Los últimos 2 km, me fallaron un poco las fuerzas y me adelantó la 2 chica a toda mecha.

                La llegada, apoteósica. Que a las 2:00 de la mañana te reciba todo un pueblo gritando, lleno de alegría como si fueras el primer clasificado, te llena mucho.

                Finalmente, con posición 51/84, y un tiempo de 02:40:47, disfrutamos de todo lo acontecido, con una cerveza y todo tipo de picoteo montado por la organización. Y como siempre estaban mis dos amores esperándome con los brazos abiertos. AMZ. Seguiremos dando guerra. Un abrazo. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s