15, 16 y 17 de Abril. Ultratrail Rioja

 

Viernes 15, Circuito del Aguila. 12,5 km 500+. Comenzamos el fin de semana de trail intensivo en la bodega institucional de la grajera. Y nunca mejor dicho, ya que el inicio de la carrera se daba en el mismo interior de la bodega, rodeado de depósitos de acero inoxidable, algo muy curioso para un enólogo aficionado al running como yo. Era una cronoescalada, es decir, salíamos a distintas horas los corredores y luego nos íbamos adelantando según las fuerzas de cada uno. Esto te permite disfrutar de ver correr a los más grandes si salen detrás tuya. 

Después de una semana de total descanso deportivo  (pero no laboral ) me propuse hacer las cosas con cabeza, y no calentarme demasiado pese a que me adelantarán muchos como en la última cronoescalada. Mi sorpresa fue que en vez de.ir adelantandome, iba cogiendo a gente así hasta llegar a los dos picos, donde mi desventaja de escalador, de tendría que hacer notar. En cambio calcule que de 2 o 3 personas que me adelantarán yo adelante más de 10 lo que me hizo pensar que tampoco estaba tan mal.  

Finalice la prueba con un tiempo de 1h08min con posición 63 /128 . Destacar el fuerte viento que a pesar de ir a favor en la mayoría de la carrera, dificultó mucho la llegada a meta. 

 

Sábado 15, de San Toman de Cameros a Enciso. 26 km de puro trail con 1.500m+. El sábado tocaba otra prueba, esta de más distancia y desnivel acumulado. Enlazaba dos pueblos que por carretera se tardaba una dos horas, mientras que corriendo los más rápidos lo pueden hacer en este mismo tiempo. Compartí salida con nuestro amigo Jorge Iglesias, que se estaba preparando para la prueba de 21km de la Transvulcania. Marcamos ritmo lento y seguro durante los primeros 3 km. Posteriormente, decidí subir el ritmo e ir adelantando a corredores para mejorar posiciones. Así fue hasta los km del 8-11 donde una continua pendiente me obligó a reducir completamente este ritmo, y aminorar la marcha.

 

En el km 11, en el punto más alto, subíamos hasta unos molinos de viento, donde un refrescante avituallamiento nos esperaba. Posteriormente una senda de piedra carrascosa, de continuo descenso que obligaba a forzar los cuádriceps y las puntas de los pies. Aquí las plantas sufrían cada golpeo con el suelo.

094

 

Cerca del km 20, pasamos por Munilla, población donde nos esperaba el último avituallamiento, y las dos últimas cuestas, que eran muy duras, cuando apenas te quedan fuerzas, afrontarlas se reduce en mucho sufrimiento. Para finalmente llegar a meta por el km 26, después de 2h:57 min, y un posición 84/161.     

 

Domingo 16, Ezcaray-Ezcaray, 42 km con 1950m+ de desnivel, con dos subi-bajas de infarto. La prueba del Domingo, comenzaba ya con las piernas cargadas de los dos días anteriores. Aun así, cargado de energía y pasión por la belleza de la montaña, comenzó a trotar a ritmo pausado. Abrigado en demasía por las previsiones de frio y viento, me tuve que ir quitando capas como una cebolla a medida que ascendíamos. Los primeros 20 km, bastante duros, con una pronunciada pendiente y una bajada de nuevo a Ezcaray. Después tocaría subir de nuevo.

20160417_125239

Los siguientes 20 km, con mucha cabeza se fue subiendo por unos bosques de hallas preciosos, pero de continua pendiente superior al 10%. El circuito se asemejaba en la parte final al trayecto del año anterior, lo que favorecía ya que sabíamos de la dureza de las cuestas que nos esperaba. Por el km 30, me encontré con un Beer Runner, Rubén Zabala, y me estuvo comentando toda su motivación que tenía para sacar fondos a favor de la asociación contra el cáncer, como ya dije en su momento, se merece un gran plauso. Poco después nos indicó un motorista, que en breve empezaba el descenso, cosa que me motivó bastante, llegue a trotar a ritmo muy decentes. Estos kilómetros fui acompañado de un corredor impresionante. Gregorio Asacibar, un corredor de 71 años, que rodaba a un ritmo impresionante. Y pensé lo que muchos; Ojalá llegue a su edad con esa forma y vitalidad.

En los últimos km, donde el bosque había tumbado varios arboles en el sendero, los salté con un brinco y así pude sacarle unos minutos al gran Goyo, que se merecía una entrada en solitario.

 

Finalmente con un tiempo total de 5h39min, y una posición de 53/83 corredores llegué a meta, aun con fuerzas para dar un pequeño salto.

 

Agradecer todo el apoyo que he tenido desde  fuera para poder completar estas 3 duras pruebas, mención especial a mi querida Onintza, a mi perrita y al grupo Beer Runners de Logroño y Dusport.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s