Media Maratón Miguelturra 23/11/2014

Media Maratón Miguelturra

Amanecía un cálido Domingo de Noviembre en la capital ciudadrealeña, después del buen recuerdo, de la maratón del pasado Domingo en Valencia.

La cita se daba a las 11:00 de la mañana, cosa que se agradecía, el no tener que madrugar para asistir a una carrera, como ocurría en las últimas. Y así además animaba, al equipo de folowers, que esta ocasión fue multitudinario.

La idea del corredor, era realizar esta media maratón apretando un poco, ya que sus últimas pruebas, tanto la media maratón de Moratalaz, como la maratón de Valencia, las había realizado muy relajadamente. Sabía que estaba bastante en forma, y se proponía a bajar de 1h30’ si la carrera se acontecía llana.

Daba comienzo la carrera, situándose bien por delante de los 600 corredores que participaban en la prueba. El circuito constaba de 2 Km iniciales por la localidad, un trayecto de ida y vuelta por terreno pedestre de 17 Km, cuyo colofón era la subida a la ermita, desconocido por el corredor al inicio de la carrera, y 2 km finales otra vez en terreno urbano. La salida y la meta se realizaban en el estadio deportivo municipal.

El corredor imperial comenzó la prueba con mucho ánimo, a ritmos cercanos a 4:15, lo que le daría como resultado, a ese ritmo constante, terminar la prueba en menos de 1h30. Trascurrido los km urbanos, los km pedrestres, se iban haciendo más duros, debido a continuos subi-bajas (toboganes) y al viento, que a veces en contra y otra menos a favor, molestaban al corredor.

Existieron avituallamientos en el km 5, 10 y 15, que se agradecieron enormemente, debido a que la temperatura oscila los 18ºC.

Mencionar, que las técnicas de cobertura frente al aire con otros corredores, se demostraron bastante eficientes, y en carreras donde el aire no es un aliado, se recomienda enormemente.

En el km 16, justo, cuando el corredor imperial, notaba el desgaste de los ritmos altos, de 4:15 a 4:25 para una media, veía como los corredores ascendían hacía una colina donde se veía una ermita. Al ver esto, se desilusionó, ya que efectivamente, la carrera no iba a ser fácil, no sólo el aíre sería su enemigo, si no ese montículo que parecía un gran cima.

En el ascenso de esta cima, subió los ritmos a 5:30, reservando fuerzas para los km finales, la bajada airosa, la bajó a 4:00, y así encaminaba a la población, donde esperaba todos los aficionados.

miguelturra3

En el km 19, muy bonito, se pasaba por el centro del pueblo, cuya cúpula de su iglesia es famosa, y animaba a mantener los ritmos de 4:25. Pero, no así, fue el km 20 y  21, donde se abandonaba el centro del pueblo, y bordeabas el estadio, por una zona fría, sin animación, y desolaba bastante al corredor. Aquí el ritmo se subió a 4:35 debido al desgaste.

 

miguelturra2

Finalmente, la entrada en el estadio muy apoteósica, con spring final, marcaba el tiempo final del deportista imperial, 1:33:30, 1 minuto y medio, más que su mejor marca. Muy buen tiempo considerando la dureza de la prueba. Y en una posición de 129/661.

miguelturra1

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s