Villa de Autol 02/11 /2014

Carrera Popular Villa de Autol

Comenzaba una mañana nublada y fresca en la capital riojana. Desde allí, partía un deportista imperial y un amplio grupo de Beer Runners de Logroño, hacia la localidad de Autol.

autol1

Allí comenzaba a las 12:00 una carrera cuyo circuito comprendía en un 65% de terreno de asfalto y el resto en tierra a las afueras de la población. El circuito era de 4 Km, y estaba preparado para una única vuelta para el sector femenino y 2 vueltas para el masculino y las féminas más valientes.

Previo a la carrera, habían informado de la dureza de esta prueba, que constaba de una cuesta muy empinada todavía en terreno urbano, cercano al Km 2, y otra más adelante ya en terreno de tierra.

Comenzó la carrera puntualmente, y con ritmos de 4:30, el atleta imperial fue encontrando sensaciones. Muy pronto llegó la afamada cuesta de tramo urbano, donde gracias a una buena regulación, pudo ascender sin problemas consiguiendo remontarla,  a la vez que avanzaba puestos. Seguidamente venía la recuperación, con una cuesta bastante empinada, y un tanto técnica con eslalon.

Tras la recuperación, cruzó un puente desde el que se veía la siguiente gran cuesta, esta vez en tierra, con tramos escalonados, pero de longitud considerable. Esta pendiente, para los amantes de trail, les recordaba a los fructíferos ascensos que tanta fuerza dan a las piernas, y hacían perecer a los atletas menos entrenados en estas facetas.

Trascurrida esta cuesta, la carrera concluida su circuito en una bajada constante donde se podría recuperar y bajar los ritmos por debajo de 4:00 min/Km.

En la primera vuelta, el atleta imperial, llegó al unísono con la primera mujer en el circuito de 4K, que desde hacía metros la oía jadear detrás suya.

La segunda vuelta, conocido ya el recorrido, y la dureza de ambas cuestas, tocaba regular fuerzas. Esta vez, subió el ritmo a 4:15, con más pulsaciones, pero regulando antes de los ascensos. Con más recelo se subió la primera y más dura cuesta de asfalto, y con ritmo cauteloso la segunda de tierra. Pasadas estas cuestas, tocaba apretar para conseguir bajar tiempos.

Una vez recuperado de las elevadas pulsaciones de los dos ascensos, el atleta imperial, apretó el acelerador y bajó hasta meta a ritmos cercanos a 3:47 min/Km.

A 500 metros del final, tras un giro donde se apreciaba el arco, él y otros dos atletas esprintaron hasta llegar a meta, propiciando el aplauso del público y la admiración del speaker.

Finalmente, con un tiempo de 33:28 y una posición de 34/300 corredores, tiempo medio, 4:10 (pendiente confirmar clasificaciones), el atleta imperial se fue a degustar los champiñones y la cerveza del lugar, con el grupo de Beer Runeers Logroño.

autol2

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s